Benvingut


"El tamaño no importa.Veme a mí. ¿Por mi tamaño me juzgas?... Y no deberías.
Pues mi aliada es la fuerza, y una poderosa aliada es".(frase de Yoda en la "Guerra de las galaxias").



domingo, 12 de septiembre de 2010

¿Presente continuo?

En este instante me siento agradecida a la vida,
agradecida por haberme traído hasta este punto de mi existir-existiendo.
agradecida con todas las personas que contribuyeron a constituir
  "nuestra-mi- historia"...
Agradezco a aquellos que elegí para sufrir, sufriéndonos;
 y agradezco a las personas que me enseñaron a amar-amándome.


Que diferente es el amar de hoy, al querer de ayer...
cúanto me costó entender que un despropósito también es un propósito.
cuánta vida invertida en luchas relacionales... cuántas personas heridas,
 yo incluída, por mi ceguera... 


En este instante me siento agradecida... me fui convirtiendo en un ser más cuidadoso
cuidándome 
en un ser menos pretensioso...
desapegándome
Hoy puedo escuchar hablar de mi, sin ponerme nerviosa...
sin invalidar el decir de los demás...
 escuchar y comprender
 que cada quién tiene sus razones, sus argumentos, sus emociones...

En este instante puedo aceptar que lo que escucho de mí
está relacionado con lo que muestro cada día, en cada relación,
que lo que me dicen, tiene que ver conmigo, y no sólo, con fantasías de "ellos"...
hoy puedo aceptar que es imposible que no me vean...
que es imposible esconderme...
hoy he desechado la creencia de estar-siendo "sin par", asemejándome. 


En este instante me siento incluída en un Todo que  comprendo-compréndiendome
en un todo del cual aún no conozco la mayoria de sus leyes...
en un Todo que me ampara...
immersa en un misterio protector...
en este instante  creo vislumbrar de qué se trata la felicidad.

Hoy no veo más,
he comprendido que estoy-estando ciega "entre ciegos".

7 comentarios:

Caléndula dijo...

Creo que cuando se llega a ese punto madreselva, ya no hay lugar al enojo, ni a la demanda, ni a la necesidad, sólo a ese agredecimiento que describís. Pero tampoco al lamento por lo sufrido o lo perdido porque esa fue la condición.

madreselva dijo...

Si, sin olvidar que esa conciencia aparece en instantes de quietud.
Luego vuelvo a las necesidades,a las demandas... en un devenir constante entre una cosa y la otra.
Es cierto que ahora esos momentos de quietud se repiten mas a menudo.
se van haciendo mas "estables".
Pero no podemos salir de esa dinámica necesidad-no necesidad, lo que nos ayuda a ir "humildificándonos".

madreselva dijo...

Cuando no vemos que estamos hechos de esta dinámica, que esta dinámica nos es propia por tener cuerpo físico, que este movimiento nos hace "vivos", nos mortificamos
viviendo en la ilusión de la "linealidad". Sin darnos cuenta que allí estamos capturados por el paradigma newtoniano.
"creemos" que hay un lugaar de llegada y generalmente nosotros nos paramos en el.
Todos los demás deben venir a nosotros. NOsotros estamos en la cúspide del "ver".
O accedemos a la "realidad", a la "verdad".
Cuando captamos el movimiento, el devenir, asumimos nuestro
no saber...no tener... no poder,
se abre la conciencia de participación y otro mundo y otras posibilidades empiezan a ser probables. Gracias Caléndula.

http://cesarpoesia.wordpress.com/ dijo...

h

cesarpoesia dijo...

hola muy lindo lo que has escrito hace que vea en ti humildad y mucho trabajo con uno, y creo que es así. gracias

madreluna dijo...

Gracias madreselva...Hermoso texto! La felicidad al igual que la claridad de pensamiento estan constituidos por instantes, instantes que a su vez constituyen el presente continuo del que esta formada la existencia, si solo nos pudiesemos quedarnos ahí, en ese preciso lugar, en el eterno aquí y ahora,el ser en gerundio... quizá podriamos experimentar la verdadera plenitud, esa plenitud que genera agradecimiento absoluto, una sensación de experiencia-aprendizaje continuos.

madreselva dijo...

Gracias Madreluna, asi es. Me gusta esta interactividad.